Blog Eicon

Aislamiento térmico en las aulas

Os contamos cómo el aislamiento térmico de Eicon en un instituto mejora el confort de estudiantes y docentes en clase.

14 marzo, 2019

A pesar de la antigüedad de la construcción, la aplicación de Eicon+ Exteriores consiguió mejorar la temperatura en el interior de las aulas.

La mayoría de centros educativos que se construyeron durante la década de los 90 no contaban con un aislamiento térmico adecuado ni con un diseño de estructura apropiado en ese sentido. En el caso concreto del instituto en el que intervino Eicon, el edificio tenía una antigüedad de más de 20 años, pero aun así los resultados que obtuvimos tras realizar el trabajo fueron notables.

El estudio del edificio

Pudimos comprobar que la construcción contaba con numerosos y grandes huecos de ventanas en su fachada. Estaban realizadas con carpintería de aluminio de una calidad térmica mínima y con vidrios simples de 4 milímetros unidos, además, a huecos de persianas de grandes dimensiones.

Por otra parte, el edificio principal estaba muy expuesto al soleamiento. Dos fachadas tenían orientación sureste y suroeste, lo que implicaba muchas horas de sol diarias. Por ello, al igual que en el caso de la biblioteca pública sobre la que intervinimos anteriormente, concluimos que el producto más adecuado era la pintura de gama profesional Eicon+ exteriores.

Vista general del instituto en el que se ha aplicado la pintura Eicon+ Exteriores para conseguir el aislamiento térmico del edificio.

Un ensayo previo

Para dejar constancia de la capacidad aislante que tiene Eicon, se realizó un estudio con ensayo sobre un aula específica del centro educativo. Fue llevado a cabo por un técnico especialista en este tipo de auditorías y análisis avalado por el Instituto Tecnológico de la Construcción de Suecia; experto en termografía y con un máster en rehabilitación, mantenimiento y recuperación de edificios por la Universidad Alfonso X el Sabio de Madrid.

Se realizaron mediciones antes y después de la aplicación de Eicon+ Exteriores. Los resultados arrojados han dejado claro que la temperatura interior del aula había bajado como media 2.4 ºC llegando en algunos tramos a bajar hasta 3.2 ºC. La temperatura interior en pleno verano dentro del aula es de 29 ºC y tras pintar la fachada exterior con Eicon esta se llegó a situar en 26ºC.

Para leer los datos correctamente hay que tener en cuenta que los ventanales representan el 30% de la superficie de la fachada y que los materiales y la estructura de los mismos no son los más adecuados para propiciar un buen aislamiento térmico. Precisamente por esto, objetivamente, la bajada de la temperatura interior en el aula ha sido muy importante.

Un edificio mejor preparado

Se demostró que con Eicon el paramento exterior se carga térmicamente mucho menos y que, además, este calor no se trasmite al interior del edificio, por lo tanto, una vez que se empleó la pintura térmica en la fachada de toda la construcción se consiguieron temperaturas cercanas al confort térmico.

Fue tan sencillo como con la pintura tradicional. Sin necesidad de una gran obra y con medidas de seguridad sencillas. Queda claro que Eicon es la forma más sencilla y eficaz de conseguir un buen aislamiento térmico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *