Blog Eicon

Los resultados del aislante de Eicon

Comprobamos la capacidad aislante de Eicon en una vivienda particular en Málaga.

28 febrero, 2019

La eficacia de la función aislante de nuestra pintura térmica de gama profesional es sorprendente.

A mediados de 2016 recibimos la llamada de una familia malagueña que tenía problemas por las elevadas temperaturas que se alcanzaban en el interior de su vivienda durante los meses de verano.

Ya se sabe que en esta localidad disfrutamos de muchas horas de sol y calor, pero a menudo esto resulta incómodo y hasta incompatible con el descanso. En la zona de la casa adosada donde se encontraban los dormitorios y el baño el termómetro llegaba a marcar los 33ºC incluso con el aire acondicionado en funcionamiento.

Un aislante integral

Tras un estudio previo de la estructura se decidió utilizar Eicon+ Exterior y Eicon+ Cubiertas para que su aislante sellara toda la vivienda eliminando los puentes térmicos de la misma. Tras pintar las fachadas sur, este y oeste, así como la cubierta plana no transitable, la bajada de la temperatura interior de la vivienda fue espectacular.

Nuestros clientes quedaron satisfechos cuando pudieron constatar que la temperatura térmica había bajado hasta 5ºC en pleno verano. La efectividad de Eicon alcanzó su máximo potencial al haberse realizado un envolvente integral de la planta alta y haberse tratado no sólo las fachadas, sino también la cubierta.

Detalle de la zona alta de una casa pintada con la pintura aislante de Eicon

El secreto de Eicon

El cambio fue tan notable debido a la capacidad de reflexión de radiación solar que tiene nuestra pintura. Gracias a que el 95% de la radiación “rebota” en la pintura térmica, se puede prescindir de tener encendido todo el tiempo el aire acondicionado. El ahorro energético y económico es considerable.

Pero lo interesante es que el ahorro también se nota en invierno. Al estar sellada con el aislante, la vivienda no pierde calor por ningún rincón. Esto significa que el interior se caldea más rápido y durante más tiempo sin necesidad de tener un aparato calefactor conectado largo rato.

Personal cualificado

Para esta intervención sólo fue necesario el trabajo de dos operarios que, utilizando el rulo tradicional y prescindiendo de maquinaria, tardaron solamente tres días en finalizar el trabajo. Por supuesto, eran operarios cualificados para desempeñar la tarea y tratar la pintura térmica.

Una vez más quedó demostrada la alta capacidad aislante de un producto del que cada día estamos más orgullosos y que no nos cansamos de recomendar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *